DieciochoJunio2018

 

Esa vida que te mira y, de vez en cuando, guiña un ojo, es tu vestido.

Esa vida que te susurra escalofríos y te cocina momentos, es tu vestido.

Esa vida,

esa que resbala por tus dedos y se agarra a tus pies,

Esa…

esa vida.

Anuncios