DieciséisJunio2018

Hoy he conocido a Teresa.

 

 

 

 

Llora Teresa….

Llora porque no sabe abrir las esposas que la amarran a la vida que no quiere. Llora porque no encuentra la llave.

 

No pierdas tu vida, Teresa.

Decide, que las decisiones conducen a grandes cambios y los cambios siempre son necesarios.

 

….Cambio, gracias por existir, por ser amigo de las oportunidades, ir de la mano del entusiasmo y creer en ti mismo.

El cambio…

ese que llama a tu puerta cuando ni has hecho café.

Llega después del esfuerzo cuando ni te acuerdas de él.

El cambio…

ese que te regala un papel en blanco.

Ese que, sin querer, hace cosquillas en la yema de los dedos.

Anuncios